En un mundo digital, todo se reduce a datos, y la poesía no es ninguna excepción. «Al hacer que la poesía esté disponible en línea como datos que puede leer una máquina, abrimos la puerta a nuevas posibilidades de enlazar, indexar y extraer nueva información», afirma Elena González-Blanco, directora de investigación de IE University y directora y fundadora del LINHD, el Laboratorio de Innovación en Humanidades Digitales de la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Con el apoyo del proyecto POSTDATA, financiado con fondos europeos, González-Blanco trabaja para remediar la brecha digital existente entre la poesía y la tecnología. «Combinar la investigación vanguardista en filología e informática nos permite construir un mundo virtual de poesía con enlaces semánticos», explica González-Blanco.

Puede ver la noticia completa en la web de CORDIS

Share This

Share This

Share this post with your friends!